Los cambios corporativos afectan a los seguros

Las alianzas de los bancos con las compañías aseguradoras al obsceno ritmo del neoliberalismo salvaje marcan el ritmo a las fusiones bancarias. El vínculo BMN-Caser llega a su fin, según la prensa, incapaz de plantar cara al histórico vínculo Bankia-Mapfre.

Los cambios que posiblemente vendrán (ya lo vivimos hace años con las idas y venidas de Caser y ACM Crédit Mutuel) afectarán muchos de los seguros que la plantilla tiene contratados hoy en día con Caser. Primero, hay que recordar que la presión comercial para cumplir objetivos a ultranza ha hecho que muchos de trabajadores hayan contratado gran cantidad de seguros, para uso propio, o para la familia y amigos.

En segundo lugar, muchos trabajadores tienen contratada con Caser el seguro de salud (materia especialmente sensible a los cambios, más aun en las Islas Baleares) e, incluso, muchos lo están pagando a través del recibo de salarios de BMN. Desde UOB hemos registrado una carta en RRHH de BMN para recordar el tema. Pensamos que no está de más, más si tenemos en cuenta que en el pasado ha habido trabajadores de BMN que han sido dados de baja de la póliza de salud de Caser, sin contemplaciones ni notificaciones, sin darles la oportunidad de pasar a funcionar con cargo en cuenta corriente.

Finalmente, cabe hacer notar que Caser es el actual entidad gestora del Plan de Pensiones de Promoción Conjunta de Empleados de BMN y también es la entidad con la que recientemente se han asegurado los compromisos contraídos con los beneficiarios de prestación definida provenientes del Plan de Pensiones Empleados Sa Nostra. Esta obligación legal de aseguramiento fue reclamada por UOB en varias sesiones de la Comisión de Control del plan de pensiones, pero BMN, con el aval siempre a punto de la consultora de los sindicatos mayoritarios, CPPS, la quería seguir esquivando.

Ahora es un buen momento para recordar de dónde venimos: el Pacto de Empresa de Sa Nostra garantía la asunción por parte de la empresa de la tarjeta sanitaria. Esto no fue gratuito, sino fruto de un pacto, a cambio de la Cesta de Navidad con que antiguamente se obsequiaba a los trabajadores, un derecho adquirido a lo largo de los años.

En mayo de 2013, la dirección de BMN y los sindicatos UGT, CCOO y los que dieron lugar a SESFI suprimieron los seguros de vida y salud. Para evitar despidos, dijeron. Lo cierto, sin embargo, es que en BMN ha habido despidos encubiertos, como demuestran las sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo que declararon nulos los acuerdos firmados por BMN, UGT y SESFI (“Ha quedado acreditado, hasta la saciedad, que la finalidad perseguida por las empresas no fue nunca la de garantizar los empleos, sino todo lo contrario“).

En cambio, en Bankia (entidad hermanada en el rescate bancario), permanecen unos beneficios sociales que los mismos sindicatos o federaciones, en BMN, no tuvieron ningún problema en dinamitar. ¡Seguiremos informando!