Entradas clasificadas en “Correspondencia UOB

Pla de Formació

Informe Plan de Formación Bankia

El lunes pasado remitimos informe, NEGATIVO, de UOB al plan de Formación de Bankia:

  • Porque percibimos que Bankia quiere que la intervención sindical en esta cuestión sea un mero trámite, un sí-amén orientado a percibir las subvenciones correspondientes
  • Porque el plan es una detallada lista de cursos, recibida a finales de enero (cuando ya está en marcha) pero sin conexión con los objetivos del plan estratégico o de gestión
  • Porque no cuentan con la representación laboral para la confección del plan
  • Porque no tienen en cuenta singularidades territoriales (como, por ejemplo, la formación en idiomas clave para el negocio, además del inglés)
  • Porque Bankia promueve el desconcierto entre la plantilla en cuanto a qué formación es obligatoria, por normativa
  • Porque el punto anterior tiene mucho que ver con un exceso horario generalizado por encima de las 1680 horas (el máximo de Convenio), ya que la formación ES jornada. La empresa considera que sólo da 80 horas de formación y que está dentro del margen, pero este dato es ¡una media! ¿Y el cálculo por empleado? ¿Qué pasa si añadimos las reuniones fuera de horario, las ‘calls’ que se alargan, las tardes que hay que quedarse por el motivo que sea…?
  • Porque el pico de formación normativa del 2019 debería ser motivo suficiente para no convocar a otros cursos
  • Porque no se han pactado las compensaciones adecuadas por la sobrecarga formativa que impacta en una dedicación extraordinaria a costa de horas de familia
  • Porque en la formación MIFID II es una cruz tenérselo que jugar todo a un examen
  • Porque la empresa actúa cínicamente dando órdenes directivas que contradicen lo que se nos cuenta el curso de MIFID II, en cuanto a cómo debe ser el asesoramiento en la comercialización de ciertos productos financieros (y en este punto adjuntamos como muestra extractos de correos de direcciones de zona)

UOB queda a disposición para hablar con la empresa y el resto de fuerzas sindicales, aclarar los términos de nuestro informe y avanzar, desde el consenso, en una materia tan importante para el universo laboral de Bankia.

Carta d'UOB a Pedro Sánchez

Carta al Presidente del Gobierno de España

Dada la agenda legislativa en marcha que puede conducir a una modificación legal del Estatuto de los Trabajadores y demás normas, el Comité Ejecutivo del sindicato ha decidido remitir un burofax al Palacio de la Moncloa para informar de algunos problemas del marco laboral actual, problemas que han afectado y afectan bien directamente a los trabajadores de los sectores de banca y cajas de ahorro, provocando prolongaciones de jornada por encima de los límites.

Si hay voluntad política se pueden adaptar los textos legales a la experiencia vivida estos años, a fin de crear un marco cada vez más progresista y libre de abusos.

Contenido de la comunicación

Excmo. Sr. Pedro Sánchez Pérez-Castejón

Presidente del Gobierno de España

Complejo de La Moncloa

Señor Presidente:

Durante los años de gobierno del Partido Popular nuestro sindicato, mayoritario desde hace tres décadas en Illes Balears en la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares, luego en la mercantil BMN y, ahora, en BANKIA, ha constatado la insensibilidad de los poderes públicos a la cuestión de las prolongaciones de jornada que tienen lugar en el ámbito laboral, y muy especialmente en nuestro sector de Cajas y Entidades Financiera de Ahorro, cuyo Convenio Colectivo define la jornada como un número de horas anuales.

La Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de diciembre de 2015 –referida a BANKIA, por cierto– es usada como un ariete por la dirección de esta y otras entidades: no se computan todas las horas diarias de trabajo efectivo para comparar si hay exceso sobre la jornada anual convencional, ya que la empresa simplemente manifiesta que no se realizan horas extraordinarias. Pero es obvio que es imposible saber si se realizan o no horas extraordinarias si no se computa la jornada diaria.

Los trabajadores del sector viven en una permanente angustia bajo la presión comercial a la que se ven sometidos por parte de la Dirección. Dicha presión incluye mensajes nada subliminales sobre la necesidad de prolongar la jornada diaria para sacar el trabajo adelante. No necesidades puntuales, sino trabajo ordinario. La bancarización de las cajas de ahorros y las drásticas reducciones de número de sucursales y plantilla están provocando abusos en materia de jornada –obstáculo a la creación de empleo– y, de otra parte, incrementos muy notables de los riesgos psicosociales –con todas las graves consecuencias que este tipo de riesgos llevan aparejados sobre la salud de los trabajadores y la relación con la clientela–. Creemos imprescindible que la legislación española tome ejemplo de las más progresistas en materia de control de abusos en materia de jornada, así como de desconexión laboral en horas de familia.

A mayor abundamiento, cada vez son más los requerimientos formativos para el desempeño en el sector de bancos y cajas. Ahora mismo está en marcha una nueva fase de la acreditación MiFID II, por ejemplo, formación equivalente, a la práctica, a unos 30 ECTS de dedicación (muy por debajo de las horas de formación reguladas en un vetusto Convenio Colectivo). Consideramos la formación como un derecho de los trabajadores y un activo para la clientela, pero notamos en la legislación cierta ambigüedad en su cómputo como jornada. El caso de BANKIA es paradigmático porque la Dirección se escuda en que la formación es voluntaria (?). Pero queda fuera de toda ponderación la necesidad del sector de adaptarse a las nuevas regulaciones, y eso se está llevando a cabo totalmente fuera de control de jornada.

Entendemos que tanto el gobierno que usted preside como la mayoría parlamentaria, progresistas, pueden impulsar los cambios legislativos necesarios que ayuden a poner fin a ciertos abusos empresariales, y en especial a los comentados de los sectores de bancos y cajas. Ello redundará en un beneficio para el empleo y la sociedad. Para ello, le rogamos escuche la voz de los sindicatos, que es la voz de las plantillas afectadas. Quedamos a su disposición para ampliar cualquier punto que sea de su interés.

Atte.,

Por el Comité Ejecutivo de La Unión

Les Illes Balears, 15 octubre 2018

Informe de UOB sobre la restructuración laboral en Bankia

Tras constatar que cada sindicato de Bankia hace su informe por su cuenta (aunque no es, en nuestra opinión, lo más adecuado para la unidad de acción que por otra parte pretenden), os acompañamos transcripción de la versión pública de informe preceptivo (art. 64.5 ET) de Unión Obrera Balear solicitado por la Dirección Corporativa de Personas de Bankia, SA a la Comisión de la restructuración laboral derivada de la absorción de BMN.


 

En respuesta a su comunicación de día 11 de los presentes –de solicitud de informe preceptivo del expediente de Bankia, S.A. para el supuesto de restructuración de plantilla (art. 64.5 ET) puesta en marcha tras la absorción de Banco Mare Nostrum, S.A. (BMN)–, Unió Obrera Balear (UOB) emite el siguiente informe (que podría ser ampliado tras la revisión de documentación concertada en Madrid para el próximo lunes 22 de enero).

Informe

Irregularidades en la Constitución de la Comisión Negociadora

  • Durante la constitución de la Comisión Negociadora se ha producido una vulneración de derechos fundamentales de las formaciones sindicales minoritarias, al no permitirse a estas contar con un asesor propio en dicha Comisión. Si en algún momento de la negociación que se lleva a cabo en Madrid, este sindicato –con sede y mayoritario en Illes Balears, tanto en votos como en número de delegados en la empresa– necesita de asesoramiento jurídico in situ, la configuración pactada por la mayoría sindical y la empresa obstaculiza ese derecho. La empresa estableció un máximo de asesores y los sindicatos mayoritarios tuvieron a bien repartirse ese número máximo recurriendo al invento de cuotas fraccionarias de asesor.
  • También durante la constitución de la Comisión Negociadora se ha producido otra irregularidad: por los motivos expuestos en el punto anterior, UOB comunicó por escrito y con antelación suficiente a Bankia, S.A. y a todos los sindicatos su intención de suscribir el acuerdo de representatividad mediante la fórmula: “UOB se somete al criterio mayoritario de la representación laboral manifestando su disconformidad con la configuración de asesores”. No se obtuvo respuesta alguna hasta día 11 de enero (fecha de la constitución formal de la Comisión e inicio del período de consultas), en que:
    • En una reunión intersindical previa, los sindicatos ACCAM y CCOO se opusieron a que UOB dejara constancia de discrepancia alguna con la configuración de asesores, bajo amenaza de exclusión total de la Comisión Negociadora.
    • En la reunión formal con Bankia, S.A., la empresa, monopolizando el acta, como antes hicieron los sindicatos mayoritarios ACCAM y CCOO en la reunión previa, no permitió que figurara en la misma la aceptación con manifestación de disconformidad con la configuración de asesores establecida por las partes.

Cierres de sucursales extemporáneos e injustificados, solo para crear la afectación laboral

  • Bankia, S.A. decidió, comunicó (e incluso llevó a cabo) cierres de centros de trabajo (sucursales bancarias) con anterioridad al inicio del proceso de despido colectivo. Son 145 sucursales en toda España, 35 en Illes Balears durante los meses de diciembre 2017 y enero y febrero de 2018.
  • Dichos cierres de sucursales no están justificados y perjudican la marcha del negocio, por lo menos en Illes Balears. Solo en Illes Balears, el grupo de oficinas bancarias cerradas a 15 de enero de 2018 acumulaba a 30 de noviembre de 2017 un margen analítico y de explotación anual del orden de millones de euros. Bankia, S.A., con estos cierres, lleva a cabo una política de ‘cerrar por cerrar’ o, más bien, creemos que persigue el propósito nada neutro de generar el perímetro de afectación laboral (187 puestos de trabajo solo en Illes Balears –la provincia más afectada–, 847 en todo el Estado), criterio que deviene el principal “criterio de selección de los trabajadores afectados cuyos contratos de trabajo van a ser extinguidos”, según la documentación entregada.
  • Illes Balears es la provincia que va a sufrir más cierres de centros de trabajo, pese a ser la comunidad autónoma (uniprovincial) referente en toda España en crecimiento del PIB (vid. página 5 del documento “Bankia-BMN Presentación de la operación”, de 8 de enero). Nos oponemos al cierre de centros de trabajo rentables, máxime en un territorio económicamente potente y dinámico.
  • El criterio de 800 m de distancia entre sucursales que figura en la memoria del despido colectivo como justificación de cierre no conjuga con los cierres que se llevan a cabo en Illes Balears. Por ejemplo, en los siguientes casos: Polígon de Marratxí, Son Caliu, Pla de Na Tesa, Polígon Son Castelló, Magaluf, Establiments, Son Roca y Es Rafal Nou. Por otra parte, parece ser un criterio parcial, puesto que, por ejemplo, en la ciudad de Murcia, una vez realizada la consulta sobre el mapa, se observan diversos centros de trabajo acumulados a una distancia menor que la usada en Palma.
  • En cuanto al criterio de Marco de Asignación de Recursos (MAR) usado para recortar puestos de trabajo en BMN, debemos decir que nos lleva a una injusticia flagrante. Se usa el rasero de Bankia para medir sucursales que no han dispuesto de las herramientas tecnológicas, procesos de negocio, cartera de productos, etc., de Bankia, sino las de BMN, a todas luces inferiores en calidad y competitividad. Las oficinas de BMN en Illes Balears, por culpa de la política de tierra quemada de la dirección de BMN, avalada por el FROB, vieron drásticamente reducida su capacidad competitiva desde que la dirección de Caja Murcia decidió retroceder en el tiempo tecnológica y operativamente hasta tiempos y formas de trabajar que ya no se recordaban en la banca balear. El resultado de la mala gestión directiva de años pasados, en un territorio tan bancarizado como este, ha sido muy perjudicial para el negocio y ahora tiene una repercusión negativa sobre las cifras MAR y las pretendidas amortizaciones de puestos de trabajo. En buena lógica y justicia, la aplicación de criterios MAR debe posponerse hasta que haya pasado un plazo razonable de adaptación y estabilización, con posibilidades de creación y recuperación de negocio, y compitiendo en igualdad de condiciones.
  • Los recortes planteados por Bankia constituyen un ‘más de lo mismo’ del que ha sido la política de cierres de centros de trabajo (sucursales) durante siete años de existencia de BMN, estrategia que se ha demostrado estéril para recuperar la cuota de mercado que mantenía Sa Nostra en Illes Balears. Más bien al contrario, la política arbitraria de cierres de sucursales inicia una hemorragia de confianza entre la entidad y la histórica y fiel clientela de Illes Balears. Dicha confianza y prestigio no se recuperará continuando con el cierre masivo y sostenido de sucursales.
  • Los cierres de sucursales representan un retroceso en atención al cliente. La voluntad de Bankia, S.A., expresada en la memoria, de “eliminar procesos de bajo valor añadido” nos tememos que significa volver la espalda a cierto perfil de cliente de caja de ahorros que no interesa a la gran banca.
  • Sobre las cifras de red minorista pretendidas para la entidad resultante se constata que la media de trabajadores por oficina en Bankia, S.A. es de 4,9. En Illes Balears se sitúa, con 4,6 trabajadores de media, en la posición 25ª de todas las provincias donde Bankia está presente, situación no concordante con el dinamismo de la economía de estas islas, en relación con la de otras provincias. En Murcia la media se sitúa en 5.5, lo que representa un trabajador más por cada sucursal. Volvemos a constatar un trato de favor muy sospechoso para con un territorio determinado en detrimento de otros territorios. No hay equidad.
  • Sospechamos que Bankia se ceba en el cierre de sucursales en Illes Balears más que en otros territorios porque quiere llegarse a un determinado número de despidos en las islas y el recorte laboral máximo en servicios centrales (ya saqueados en tiempos de BMN mediante los acuerdos de externalización en fraude de ley) no da para tanto.

Irregularidades laborales sobrevenidas

  • Los trabajadores de las oficinas cerradas a 15 de enero de 2018 no han recibido comunicación escrita de su nuevo centro de trabajo de destino. Es más, cuando la han solicitado, según costumbre, la empresa les ha negado dicha comunicación escrita y dice que a partir de ahora será verbal. Entendemos que se trata de una práctica abusiva que limita el derecho de defensa ante posibles desplazamientos irregulares y movilidades geográficas. De no remediarse, deberemos ponerlo en conocimiento de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
  • Bankia, S.A. considera puestos de trabajo amortizados aquellos que corresponden a trabajadores en excedencia legal –situaciones especialmente protegidas por la Ley, como el cuidado de hijos o de ascendientes–, o pactada –derivados de acuerdos previos en BMN–. En el segundo caso, debemos recordar la máxima Pacta sunt servanda. El primer caso, por su parte, es especialmente grave, pues lo que se pretende es contabilizar todos los casos de trabajadores en situación de excedencia legal para provocar el despido, no el de los trabajadores excedentes, pero sí de otros, en un número equivalente al primero. Sin comentarios.

Documentación facilitada incompleta y falta de actuaciones inmediatas para la mejora del negocio desde los servicios centrales

  • La documentación facilitada hasta la fecha no aclara la afectación en las sedes territoriales de los servicios centrales.
  • En todo caso, entendemos que deberían mantenerse todos los puestos de trabajo existentes actualmente en los servicios centrales de Illes Balears, que ya pasaron por la restructuración de BMN. Todos ellos son puestos que aportan un especial valor añadido a las direcciones respectivas, por el conocimiento atesorado a lo largo de años de experiencia y por el hecho diferencial insular que afecta a todas las áreas de negocio.
  • Notamos a faltar un plan estratégico, o un avance del mismo, que vislumbre las fortalezas de cada territorio y ponga en marcha acciones en cada dirección territorial que podrían favorecer el empleo y no destruirlo en el momento actual. Nos referimos, por ejemplo, a la creación de grupos de trabajo de multicanalidad (que puedan recibir trabajadores procedentes de una movilidad funcional), así como otros que la dirección territorial de Illes Balears podría liderar, como los de negocio turístico, o coliderar, como la atención al sector de no residentes.

De las causas justificativas del expediente

  • Nos oponemos a las pretensiones de Bankia, S.A. que, según se desprende de memoria quiere:
    • “Aumentar la eficiencia” exclusivamente sobre la reducción de costes, los cierres de centros de trabajo, el despido de trabajadores…
    • “Avanzar en la plena privatización maximizando el retorno de las ayudas públicas”. UOB entiende que no debe seguir cargándose la factura de la crisis financiera provocada por la mala gestión directiva y de las autoridades económicas y de vigilancia y tutela, a los trabajadores. UOB ha denunciado en innumerables ocasiones la mala gestión directiva de Sa Nostra (primero) y de BMN (después). Tanto el FROB como el ministro señor De Guindos mantuvieron al frente de BMN y a ultranza, al señor Egea y a su equipo de Caja Murcia –al contrario de Bankia, donde hubo sustitución de las cúpulas directivas–; y BMN, un banco (no una caja de ahorros) ha naufragado. No puede pretenderse, nuevamente, achacar a los trabajadores los efectos de la mala gestión directiva. La responsabilidad ahora ya es de los accionistas y, concretamente, del FROB –máximo accionista de Bankia y antes también de BMN–, por haber avalado la dirección de BMN. Las políticas de BMN para con el territorio de Illes Balears han sido nefastas y han conducido a la pérdida continua de clientes y de negocio. La responsabilidad es del FROB y de todos aquellos que idearon, votaron, ejecutaron y aplaudieron la bancarización de las cajas.
    • “Centralizar” actividades. Si con ello se pretende afectar a la ya mermada estructura territorial de los servicios centrales, ello es incoherente con la también pretendida “optimización en el uso de la tecnología”.
    • Con la política Marco de Asignación de Recursos (MAR), acumular cada vez más volumen de trabajo en más pocas manos, provocando más presión comercial y estrés en el trabajo.
    • “Aplicar las mejores prácticas”. ¿BMN no las aplicaba? Y si no era así, ¿por qué el FROB lo permitía y mantenía en su cargo a la dirección de BMN – Caja Murcia?

De las medidas de movilidad en Illes Balears

  • UOB entiende que, en aras de salvaguardar el empleo, hay que favorecer las medidas de movilidad funcional, también en el territorio de Illes Balears. No compartimos, por consiguiente, las afirmaciones de la empresa, según las cuales pretende acomodar a su discreción la movilidad funcional pactada en la norma convencional, poniendo impedimentos a la misma según el perfil de los trabajadores. Una formación adecuada (y nos consta que el departamento de formación de Bankia funciona a pleno rendimiento) puede solventar cualquier carencia de los trabajadores, que podrán (y querrán) salvar su empleo a través de una movilidad funcional.
  • Es del dominio público la lamentable situación de las infraestructuras de comunicación por carretera y ferroviarias en Illes Balears, para nada comparables a las de la península. Las medidas de movilidad geográfica que se pretendan aplicar a trabajadores insulares deberían tener como límite en kilómetros una cifra coherente con esa situación, substancialmente inferior al límite general que se establezca para la península. Por otra parte, una movilidad geográfica que sobrepase los límites geográficos de una isla, para un trabajador insular representa la gran mayoría de ocasiones una extinción contractual. Así quedó demostrado en los autos STS 716/2016 instados por UOB contra BMN y otros, en los que quedó “acreditado, hasta la saciedad, que la finalidad perseguida por las empresas no fue nunca la de garantizar los empleos, sino todo lo contrario”. Ningún acuerdo colectivo debería levantar la protección establecida en el Convenio Colectivo de respeto a los límites geográficos de una isla ante una movilidad geográfica. En su caso, el Convenio Colectivo permite los acuerdos individuales, a los que Bankia, S.A. puede recurrir si lo estima oportuno, y en los que empresa y trabajador pueden llegar llegar a una conciliación de intereses.

La armonización, ¿moneda de cambio de despidos?

  • Desde el proceso previo auspiciado bajo la Disposición Adicional Segunda del Convenio Colectivo de Cajas, llevado a cabo en diciembre 2017, Bankia S.A. manifiesta a los sindicatos que las condiciones del despido colectivo y las de la homologación de condiciones salariales y sociales estarán correlacionadas y que, desde el punto de vista de los trabajadores, cualquier mejora en unas redundaría en un empeoramiento en las otras. UOB entiende la armonización de condiciones como una oportunidad para fomentar la cultura de empresa en Bankia, S.A. una vez absorbido BMN. Dentro de una misma empresa es razonable tender a una igualación pactada de las condiciones de trabajo de todos los trabajadores. Pero Bankia plantea una armonización inmediata para las condiciones que empeorarían las de BMN –como el horario–, y otra diferida para aquellas que mejorarían –como el salario–. No es razonable. Al mismo tiempo debemos recordar que en este momento no estamos ante un despido colectivo por causas económicas, por lo que no compartimos una armonización asociada al despido colectivo con absorciones de complementos, suspensiones de aportaciones por pensiones, etc. Entendemos que la negociación de armonización de condiciones de trabajo podría trasladarse unos pocos meses adelante en el calendario, hasta haber avanzado en la integración operativa y funcionar como una sola plantilla.
  • La empresa propone la absorción y compensación del Complemento Salarial de Fusión de BMN según figura en el acta del proceso de 15 de enero. En dicho complemento se acumularon pluses procedentes de las cajas que formaron BMN que en su día eran revalorizables e, incluso, pensionables. Su objeto era homologar salarialmente la plantilla de BMN durante las sucesivas subidas salariales derivadas del Convenio Colectivo de Cajas y, dicho sea de paso, benefició en mayor medida al colectivo procedente de Caja Murcia. Cualquier cambio al respecto de este complemento debería ser analizado y, en su caso, pactado en el marco de la armonización de condiciones salariales y laborales.

Del bloqueo de las negociaciones por la parte empresarial

  • Pese a las peticiones de la representación laboral, hasta la fecha la empresa no ha realizado ninguna oferta a los trabajadores que podrían estar interesados en una extinción contractual debido a su edad. Más bien al contrario, se ha dedicado a incrementar la presión sobre la negociación, especialmente sobre los trabajadores más jóvenes, con los cierres de sucursales previos al inicio del proceso. No alcanzamos a ver buena fe negocial por ninguna parte.
  • Los criterios de selección rezan que la empresa puede rechazar la adscripción voluntaria, cosa que contradice sus propias palabras al respecto de permitir cualquier voluntariedad en las desvinculaciones dentro del expediente.
  • Uno de los criterios de selección para las extinciones se basa en “Evaluaciones del desempeño, especialización, polivalencia e idoneidad para el desempeño del puesto de trabajo”. Manifestamos nuestra oposición a criterios arbitrarios y subjetivos como los mencionados.

Por todo lo anterior, UOB emite informe desfavorable a la restructuración de plantilla pretendida por Bankia, S.A.

Nos oponemos a las amortizaciones de puestos de trabajo desproporcionadas, y a los criterios de cierre y reducción de estructura, injustos en el momento actual, y que no casan con la realidad de Illes Balears, lugar donde una gestión directiva competente debería ver oportunidades para hacer crecer el negocio y, por ende, el empleo, no para recortarlo. Este proceso que se nos plantea es otro paso más en la privatización del sistema de cajas y de la rendición de sus históricas redes de sucursales, convenientemente maquilladas, libres de costes laborales y de clientes no interesantes, a la gran banca.

Unió Obrera Balear

(Fotografía: Miquel Àngel Llonovoy)

Bankia es menja BMN

Informe de UOB sobre la fusión de BMN en Bankia

En fecha 28-11-2017 UOB ha entregado a la dirección el informe previo preceptivo (art. 64.5 ET) ante la fusión por absorción de Banco Mare Nostrum, S.A. dentro Bankia, S.A.

El informe nos fue solicitado día 15 de noviembre por el director de Relaciones Laborales de BMN, al igual que al resto de secciones sindicales con implantación en BMN. También se pidió informe a todos los comités de empresa (vid. cuadro informativo al final de esta entrada).

El informe de Unión Obrera Balear lo podéis leer íntegro aquí.

A modo de resumen:

  • La información que han facilitado a la representación laboral es poca e irrelevante. No es posible hacer ninguna propuesta tendente a minorar el impacto sobre el empleo porque las empresas mantienen absoluta reserva sobre lo que quieren hacer, aunque la prensa va llena de noticias.
  • Mientras el informe estaba en redacción, la empresa toma la decisión de cierre de oficinas de BMN, lo que afecta el empleo en el futuro inmediato debido a la minoración de puestos de trabajo teóricos y de posibilidades de recolocación.
  • La ejecución de decisiones previas a la recepción del informe conculca la ley. Hay que detener los cierres arbitrarios de centros de trabajo.
  • Incumplimiento arte. 44.6 ET.
  • Necesidad de reparar el pasado:
    • Hay que atender las demandas de los trabajadores externalizados en fraude de ley.
    • Hay que atender las peticiones y demandas de los trabajadores externalizados con cláusula de retorno.
    • Plan de pensiones (disminución de derechos)
    • Vacaciones pendientes
  • Movilidad geográfica: hay que tener en cuenta el hecho insular. Para los trabajadores residentes en una isla, no puede ir más allá de los límites geográficos de la isla. De lo contrario, incurriríamos en una situación de despidos encubiertos.
  • Voluntariedad de las medidas surgidas de un eventual procedimiento de regulación de empleo. En ningún caso se dejará al arbitrio de la empresa la utilización coactiva de estas medidas.
  • Aspectos pendientes de la formación MiFID II.
  • Aspectos pendientes de la antigüedad no liquidada (afecta al salario regulador).
  • Revisar al alza la indemnización de las excedencias remuneradas.
  • Comisiones de servicio ‘fantasma’.
  • Eliminar el sistema perverso de ‘puntos por gestor’.
  • Recuperar la figura del director regional o de zona como soporte comercial. Cese de la presión desmesurada para conseguir resultados a ultranza.
  • Recuperar la agilidad comercial para una mejor competitividad.
  • Conservación en su puesto de la plantilla adscrita actualmente a los servicios centrales debido a su conocimiento del negocio y del cliente local.
  • Responsabilidad social y ODS, uso de la lengua propia del territorio…
  • Recuperar la cultura de empresa.
  • Etc.

Los comités de empresa de las Islas Baleares (Servicios Centrales y Red de Sucursales), donde UOB ostenta la mayoría, se han reunido día 28-11-2017 a mediodía y han aprobado emitir informe conteniendo todos los ítems fundamentales mencionados anteriormente. Los vocales de UGT no se han presentado (y no nos consta que hayan excusado su ausencia). Los vocales de CCOO han aportado un escrito dentro de su papel de fuerza sindical mayoritaria en Bankia que, de ser cierto lo que se dice en él, nadie debe preocuparse por su puesto de trabajo. Los invitamos a hacerlo público para comunión de su regocijo.

¡Más piedras en el camino de la acreditación MiFID!

Ante las múltiples quejas (*) recibidas de trabajadores de BMN sobre el examen MiFID celebrado el pasado sábado 11-11-2017 para la acreditación mediante la formación de Cecabank, UOB ampliará el escrito de queja registrado en la CNMV el pasado 3 de noviembre y pedirá la convocatoria de una reunión de la Comisión de Formación de BMN para analizar la situación y tomar las medidas adecuadas. No es de recibo que trabajadores que se han esforzado en la formación vean en peligro su acreditación por un examen sin pies ni cabeza. ¿Escucharán de una vez la voz de la plantilla o seguirán actuando de espaldas a la misma?

Los sindicatos que ahora se rasgan las vestiduras habrían hecho bien en priorizar lo realmente importante (la formación ¡y la acreditación de los trabajadores!), en lugar de correr a firmarle a la empresa un acuerdo de compensaciones que perseguía poner punto final a una actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que había en curso (**). Si se hubiera podido celebrar la reunión con el inspector (que estaba prevista para hoy, 14-11-2017, en Madrid), hubiéramos podido exponer el listado de inconvenientes sufridos por los trabajadores en el camino hacia la acreditación. Entre ellos, ¡este examen!


 

(*): No adecuación de las preguntas del examen al temario, ni a lo que se había manifestado en la (única) sesión presencial, lo que representa una vulneración de los criterios de evaluación preestablecidos; incoherencias en el temario; ambigüedades en preguntas de examen; obligatoriedad de rellenar las respuestas a lápiz y dejar los cuadernillos de preguntas (coartando toda posibilidad de encarar una revisión de examen con garantías); imposibilidad de preparar la repesca con tiempo suficiente; …

(**): Fragmento de una comunicación recibida de la empresa día 10-11-2017: “Os reenvío el correo electrónico del Inspector de Trabajo de Madrid que decide anular el acto de la inspección previsto para el 14 de Noviembre, una vez firmado el acuerdo colectivo que firmamos este miércoles.”

tot esperant una reunió, encara!

Otro paripé en el tema MiFID II

Hoy, 2 de noviembre, había convocada una reunión en la sede de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae). Teniendo en cuenta que:

  • BMN ha incumplido el compromiso de reunir a los sindicatos para pactar compensaciones (ya que no ha habido acuerdo a nivel sectorial),
  • y que recientemente ha habido noticias muy preocupantes sobre la no homologación (de momento) de una de las formaciones que se lleva a cabo en BMN,

desde UOB hemos enviado un escrito a RRHH de BMN, con copia a Fundae, en estos términos:

Señor:
Ante la convocatoria de una reunión que se celebrará hoy en la FUNDACIÓN ESTATAL PARA LA FORMACIÓN EN EL EMPLEO a la que se cita a ambas partes, dirección de la empresa y representación legal de los trabajadores, tenemos que manifestar lo siguiente:
1) No nos consta haber recibido convocatoria a dicha reunión pese a formar parte de la REPRESENTACIÓN LEGAL DE LOS TRABAJADORES de BMN. Entendemos, pues, que dicha reunión será meramente INFORMATIVA.
2) En los últimos días ha habido novedades muy relevantes al respecto de la acreditación de cursos MiFID II. En BMN se da el caso que una parte de la plantilla está realizando una formación no acreditada por la CNMV, no habiendo seguridad de que finalmente lo sea. Ello contradice lo inicialmente manifestado por la empresa, en circulares internas, al respecto de la bondad de la formación.
En consecuencia, reiteramos la necesidad de convocatoria de una Mesa Laboral o, cuando menos, de una Comisión de Formación, de BMN donde se puedan tratar todos los flecos pendientes del tema MiFID II: acreditaciones pendientes y las compensaciones todavía no acordadas en BMN.
Atte.,
Unió Obrera Balear

Si buscáis quiénes son los patronos de la Fundae, encontraréis al mismo sindicato mayoritario (¡eh!, y mayoritario en Bankia) que hoy se echa piropos por el resultado de esta reunión: “…convocar Mesa Laboral con la totalidad de la representación sindical, con la finalidad de alcanzar un acuerdo de compensaciones al conjunto de la plantilla que durante 2017 se examine para la acreditación MIFID…”

Nos felicitamos de que los sindicatos ‘Juan Palomo’ y la Dirección de BMN hayan concordado que la mejor manera de salir del callejón sin salida al que han llevado a la plantilla es la que venimos pregonando desde hace semanas: ¡al fin, habrá reunión en BMN! Una reunión en la que, además de hablar de compensaciones convencionales, UOB pedirá específicamente medidas de protección para los trabajadores adscritos a la comercialización de productos MiFID.

Además, sería muy adecuado que durante esta Mesa Laboral se pudieran tratar otros aspectos pendientes en las relaciones laborales de BMN.

Los cambios corporativos afectan a los seguros

Las alianzas de los bancos con las compañías aseguradoras al obsceno ritmo del neoliberalismo salvaje marcan el ritmo a las fusiones bancarias. El vínculo BMN-Caser llega a su fin, según la prensa, incapaz de plantar cara al histórico vínculo Bankia-Mapfre.

Los cambios que posiblemente vendrán (ya lo vivimos hace años con las idas y venidas de Caser y ACM Crédit Mutuel) afectarán muchos de los seguros que la plantilla tiene contratados hoy en día con Caser. Primero, hay que recordar que la presión comercial para cumplir objetivos a ultranza ha hecho que muchos de trabajadores hayan contratado gran cantidad de seguros, para uso propio, o para la familia y amigos.

En segundo lugar, muchos trabajadores tienen contratada con Caser el seguro de salud (materia especialmente sensible a los cambios, más aun en las Islas Baleares) e, incluso, muchos lo están pagando a través del recibo de salarios de BMN. Desde UOB hemos registrado una carta en RRHH de BMN para recordar el tema. Pensamos que no está de más, más si tenemos en cuenta que en el pasado ha habido trabajadores de BMN que han sido dados de baja de la póliza de salud de Caser, sin contemplaciones ni notificaciones, sin darles la oportunidad de pasar a funcionar con cargo en cuenta corriente.

Finalmente, cabe hacer notar que Caser es el actual entidad gestora del Plan de Pensiones de Promoción Conjunta de Empleados de BMN y también es la entidad con la que recientemente se han asegurado los compromisos contraídos con los beneficiarios de prestación definida provenientes del Plan de Pensiones Empleados Sa Nostra. Esta obligación legal de aseguramiento fue reclamada por UOB en varias sesiones de la Comisión de Control del plan de pensiones, pero BMN, con el aval siempre a punto de la consultora de los sindicatos mayoritarios, CPPS, la quería seguir esquivando.

Ahora es un buen momento para recordar de dónde venimos: el Pacto de Empresa de Sa Nostra garantía la asunción por parte de la empresa de la tarjeta sanitaria. Esto no fue gratuito, sino fruto de un pacto, a cambio de la Cesta de Navidad con que antiguamente se obsequiaba a los trabajadores, un derecho adquirido a lo largo de los años.

En mayo de 2013, la dirección de BMN y los sindicatos UGT, CCOO y los que dieron lugar a SESFI suprimieron los seguros de vida y salud. Para evitar despidos, dijeron. Lo cierto, sin embargo, es que en BMN ha habido despidos encubiertos, como demuestran las sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo que declararon nulos los acuerdos firmados por BMN, UGT y SESFI (“Ha quedado acreditado, hasta la saciedad, que la finalidad perseguida por las empresas no fue nunca la de garantizar los empleos, sino todo lo contrario“).

En cambio, en Bankia (entidad hermanada en el rescate bancario), permanecen unos beneficios sociales que los mismos sindicatos o federaciones, en BMN, no tuvieron ningún problema en dinamitar. ¡Seguiremos informando!

Sobre la instalación de medios y la integración tecnológica en Bankia (2)

Correspondencia UOB

Día 30 de agosto, a raíz de la publicación del comunicado de Área 960/033/2017, nos dirigimos por escrito a RRHH manifestando y solicitando lo siguiente:

  1. La empresa había incumplido su compromiso de informar puntualmente a la representación laboral ante cualquier aspecto relacionado con la fusión con Bankia que afectase la plantilla. Y los puntos 1 y 2, 3 y 4 del “conjunto de tareas relacionadas con el Proceso de cambio en el puesto de trabajo” -y, posiblemente, las “actuaciones adicionales”-, afectaban directamente la plantilla y entendemos que también las relaciones laborales.
  2. Notábamos que tanto la sustitución de medios como la formación, decían, debía llevarse a cabo en “horario de tarde”. Según la tarea n. 2, “el día establecido del cambio, será necesario que la plantilla de la oficina esté presente, ya que una vez hechos los trabajos por parte de los técnicos, estos mismos técnicos impartirán una formación presencial al personal de la Oficina en el manejo del nuevo equipamiento instalado”. Según la tarea n.1, se avisaría la oficina con una semana de antelación, del todo insuficiente a nuestro entender. No nos consta que esta formación presencial hubiera sido planificada dentro de la Comisión de Formación. En todo caso, emplazábamos a negociar con la representación laboral las compensaciones derivadas de la dedicación extrahoraria. A nuestro entender, estas horas (y las que tendrán lugar en futuros capítulos de la integración en Bankia) se enmarcan dentro del artículo 33 del Convenio Colectivo de Cajas, horas extraordinarias de carácter estructural. Por supuesto, también deberían incluirse en esta categoría las horas que ya vienen realizando los trabajadores de los Servicios Centrales involucrados en el cambio tecnológico. Solicitábamos que se llevara a cabo el cómputo de las mismas para valorar las compensaciones correspondientes.
  3. El punto 3 de la circular (entendemos que el “debe de” quería ser un “debe”) dice que el personal de la oficina deberá realizar una batería de pruebas para garantizar que todos los puestos de trabajo funcionarán correctamente al día siguiente en el entorno operativo de BMN. Manifestamos que esta batería de pruebas la debía proporcionar la empresa y que tenía que ser la misma para todas las oficinas y puestos de trabajo. (Relacionado con el punto siguiente.)
  4. El punto 4, derivando del punto 3, dice que el director de la oficina tendrá que firmar la conformidad de las instalaciones y de las pruebas realizadas (el “debe de” quiere ser un “debe”, pues). Solicitábamos que se ajustara exactamente a esto y que no se fuera más allá. No había que hacer recaer en una sola persona (un usuario, al fin y al cabo) según qué responsabilidad, dada la cantidad de incidencias que se pueden dar en cualquier cambio tecnológico, en ningún caso imputables a los usuarios. El director puede firmar que las pruebas del front end del día n han sido satisfactorias, pero no que el día n + 1 todo (front end y back end) funcionará a la perfección. A estos efectos, vistos los documentos que ha colgado la empresa, los afiliados a la UOB recibirán una recomendación.
  5. Finalmente, solicitábamos confirmación si, como se da a entender en la circular, el cambio se llevará a cabo en todas las oficinas de BMN o si habría que quedarían fuera, solicitando la clasificación correspondiente, oficinas dentro el cambio / oficinas fuera del cambio.

A la hora de finalizar la edición de esta entrada todavía no hemos recibido ninguna respuesta por parte de RRHH.


Recomendación a los directores

Las personas afiliadas a la UOB recibirán por correo electrónico un texto supervisado por nuestra asesoría jurídica para incluir en las observaciones de la hoja “Conforme Instalación Integración Tecnológica Puesto de Trabajo” en caso de conformidad.

Quedamos a disposición.


¡Queremos una Mesa Laboral!

¡esperando una reunión, todavía!

Reiteramos lo que decíamos en nuestro comunicado de 27 de julio: es necesario convocar una Mesa Laboral para tratar este y otros temas que siguen sobre la mesa de RRHH de BMN.